Sur de Europa

Tu luna de miel puede estar bañada por un mar Mediterráneo, gastronomías variadas que nos remontarán a platos centenarios de estas costas. Atardeceres que dejarán tu viaje lleno de fotografías inolvidables y actividades para todo tipo de gustos. Si buscas un destino en el cual no tener desplazamientos largos, pero deseas disfrutar de cultura, historia, playa, gastronomía y aventuras, el sur de Europa es tu destino.

Albania

¿En serio? ¿Albania realmente merece la pena?. Si, sí y un rotundo sí. No tiene absolutamente nada que envidiarle a países vecinos como Montenegro, Grecia o Croacia. Es más, hoy en día cuenta con una gran ventaja. El turismo internacional aún llega a cuentagotas, los precios se mantienen bajos y sus habitantes, deseosos de recibir más turismo, se muestran encantadores. Pero cuidado. Albania cambiará muy pronto. Este país lo tiene todo para explotar turísticamente en los próximos años. Desde Berat, la ciudad de las mil ventanas, Gjirokastra con su bonito castillo, hasta sus hermosas playas de la Riviera Albanesa harán de este un destino increíble y único para tu luna de miel 

Bulgaria

Dormir bajo las estrellas en las playas del Mar Negro, descubrir las montañas de Rila –las más altas de los Balcanes–, perderse en el cañón de Emenski… Bulgaria es un país de contrastes, perfecto para vivir una luna de miel mágica. ¡No os la perdáis! 

La belleza de Sofía de esta capital cosmopolita, ideal para disfrutar al aire libre. Además, ofrece rincones tan románticos y bellos para recién casados como el parque Borisova Gradina, con sus bosques que os permitirán perderos en la naturaleza, hacer un pícnic o, sencillamente, relajaros juntos.

También desde Sofía podréis realizar una excursión de un día a Lovech, un encantador pueblo búlgaro, con su puente cubierto, sus coloridas casas, su Catedral de Santa Nedelya y su Fortaleza de Hisar.
Perderse en el mar Negro, tumbarse en la arena, contemplar maravillosas puestas de sol, disfrutar de la oferta de ocio nocturna... La costa búlgara del mar Negro no os decepcionará.

Veliko Tárnovo la antigua capital de Bulgaria está coronada por una espectacular fortaleza medieval y tiene un casco histórico excepcional.

Belogradchik es una pequeña ciudad en el extremo noroeste del país, considerada uno de los veinte mejores destinos turísticos del mundo.

Croacia

El encanto medieval de Dubrovnik, la maravillosa isla de Hvar, la increíble belleza del parque nacional de Krka… Si os apasionan los paisajes paradisíacos y las playas de aguas cristalinas, os encantará Croacia. Un precioso país en el mar Adriático. Dubrovnik  es una de las ciudades más conocidas de Croacia. Situada al sur del país, no solo podréis disfrutar de sus preciosas playas, sino también de bellísimos lugares que os trasladarán por arte de magia a otra época.
En la isla de Mljet, una de las más bonitas de Croacia, podréis practicar el senderismo, descubrir monasterios escondidos o relajaros en sus playas de fina y blanca arena.
Split, situada en la Dalmacia central, se encuentra rodeada de las bellas cordilleras de Kozjak y Mosor. Son maravillosos el palacio de Diocleciano, el paseo marítimo o algunos de sus monumentos de estilo renacentista, como la plaza Republike, cerca de la iglesia de San Lorenzo y de la plaza Popolo.

La isla de Hvar es un destino de moda, con ciudades maravillosas, como Stari Grad, Hvar y Jelsa, increíbles playas y preciosas calas. Imprescindible disfrutar de la playa de Soline, al norte de la isla, o de la de Stari, en el sureste. También vale la pena visitar las islas Pakleni, ideales para practicar el submarinismo o el snorkel.

España

En nuestro país existen numerosos lugares llenos de encanto. Así que, si apostáis por un destino nacional y os preguntáis dónde ir de luna de miel en España, no os podéis perder estas 6 fantásticas propuestas. ¡Viviréis unos días de ensueño!

El encanto de la Costa Brava Senderos que bordean el mar, calas de ensueño, pintorescos pueblos, una gastronomía única... ¡No os faltarán las propuestas de ocio durante el viaje de novios!

La belleza de Menorca una isla de ensueño, con playas de aguas cristalinas, calas pintorescas, casas señoriales, pueblecitos de pescadores... ¡Hay tantos lugares para conocer!

La magia de Lanzarote la isla de los 300 volcanes os espera. Seguro que os quedaréis boquiabiertos con todo lo que veréis. Y es que se trata de un lugar mágico por lo agreste de sus acantilados, la belleza de sus pueblecitos interiores y la fuerza de sus paisajes volcánicos. ¿Una isla pequeña donde siempre haga sol, haya playas paradisíacas, una gastronomía para chuparse los dedos y no sea muy cara? Lanzarote, por supuesto.

La alegría de Sevilla tiene algo especial… Es el mejor destino para callejear, pasear, disfrutar de la luz del sur y de ese olor embriagador del azahar. Una ciudad que os recibirá con los brazos abiertos.

La elegancia de San Sebastián, es una ciudad de cine, perfecta para pasar la luna de miel. Os damos cuatro pistas para que la conozcáis mejor, pero el resto de sus secretos ¡los tenéis que descubrir vosotros mismos!

 Granada es una ciudad que embruja a quien la visita, gracias a sus numerosos destinos únicos y emblemáticos, y a las numerosas actividades que se pueden realizar.

Grecia

Queréis disfrutar de una luna de miel de cine en las Islas Griegas, pero, entre 6000 islas... ¿cuál escoger? Elegid la que más os guste en función de vuestra personalidad. Para ayudaros en la tarea, os dejamos algunas interesantes propuestas. 
A la Isla de Mykonos se la conoce como la Ibiza de las Islas Griegas por sus playas impresionantes y su ajetreada vida nocturna.
Considerada una de las más bellas de Grecia, la Isla de Santorini es un archipiélago formado por islas volcánicas. En el barrio de Oia, en Fira, su capital, disfrutaréis de una de las puestas de sol más maravillosas del mundo.
La isla de Ikaria, que su belleza está en ser tan inaccesible, montañosa y salvaje, con vistas impresionantes. Las pequeñas bahías y playas, como Iero, Agios Giorgi, Therma, Prioni y Kilosirtis, son simplemente maravillosas.
La pequeña Isla de Milos es un verdadero paraíso. La estatua de la Venus de Milo, uno de los símbolos de la belleza clásica, fue descubierta aquí.
Creta es el paraíso de los amantes de la gastronomía. Probad las especialidades de la isla, como su extraordinario aceite de oliva, los dakos y el queso dulce que podéis comprar en los mercados.

Italia

Italia lo tiene todo para vivir una luna de miel muy especial: paisajes increíbles, ciudades románticas, gastronomía única… Descubrid los mil y un encantos de un viaje que os llevará a Venecia, la Toscana, Roma, Nápoles y Sicilia. ¡'Viva l’amore'! 
Sorprendente y realmente increíble, Venecia os espera con los brazos abiertos. Podréis dar románticos paseos en góndola, cruzar sus maravillosos puentes y descubrir espectaculares rincones secretos.
Vuestra luna de miel puede seguir por la Toscana, un destino perfecto para enamorados. Si amáis los road trip, alquilad un coche de alquiler y perdeos entre sus maravillosos paisajes salpicados de viñedos, olivos e hileras de cipreses, como los que contemplaréis en el valle del Chianti. Descubrid asimismo los encantadores pueblecitos medievales del Valle de Orcia, como Montalcino, San Quirico, Montepulciano, Volterra o San Gimignano.
Roma, maravillosa, mágica y misteriosa... Os encantará la Ciudad Eterna si, además, de verla como ojos de turistas, la recorréis juntos en Vespa como hicieron Gregory Peck y Audrey Hepburn en Vacaciones en Roma.
El sur de Italia es palpitante, sensual y apasionado. Nápoles y sus alrededores os seducirán con un ambiente desenfadado y romántico.
 Y para acabar una luna de miel maravillosa, nada mejor que Sicilia, una isla legendaria, repleta de historia. Allí os esperan Palermo, Agrigento, el Valle de los Templos con sus bellas puestas de sol, numerosas playas paradisíacas y solitarias y, por supuesto, el volcán Etna.

Malta

Existen paraísos muy cerca de casa e ideales para disfrutar de una escapada romántica o de una luna de miel de ensueño. Malta es uno de ellos y seguro que sus paisajes, salpicados de acantilados, playas secretas y ciudades señoriales, os fascinarán. 
Fundada por los Caballeros de San Juan, La Valeta es la capital de Malta. Se trata de un destino imprescindible y de uno de los lugares más representativos de Malta. Perdeos por sus callejuelas, con más de 320 monumentos Patrimonio de la Humanidad, docenas de iglesias, fortificaciones y lujosas mansiones de influencias bizantinas, árabes, españolas...

Marsaxlokk es un pequeño pueblo pesquero, muy próximo a La Valeta, y lleno de encanto.

La costa de Malta está repleta de bellos acantilados. Los más impresionantes son los de Dingli y los de Mtahleb, en la isla de Malta, además de los que rodean la zona de Azure Window (su marco de piedra se destruyó en 2017), en la isla de Gozo, que también tiene impresionantes piscinas naturales.
En el paisaje de Malta, los vertiginosos acantilados contrastan con las bahías escondidas de aguas azules y cristalinas. Los mejores lugares para nadar, tumbarse a tomar el sol o bucear se encuentran en ensenadas naturales que salpican la costa.
¿Hay más cosas que ver en Malta? ¡Por supuesto! No os podéis perder tampoco la Blue Grotto, formada por seis cuevas marinas situadas cerca del pueblo de Zurrieq, o visitar Las tres ciudades de belleza excepcional como son  A Senglea, Vittoriosa y Cospicua.

Portugal

Irse de viaje de novios no significa tener que trasladarse hasta la otra punta del mundo. Para todas aquellas parejas poco amantes de largos trayectos, Portugal es una propuesta interesante, de gran belleza y con mucha historia.

Visita Lisboa la ciudad de las siete colinas visita el mirador de Sao Pedro Alcantara, coge el Tranvia 28, recorre el Castillo de San Jorge la baixa, alfama y Chiado, conoce la Torre de Belém y el monasterio de los Jerónimos y por último enamórate de Sintra.
A orillas del río Mondego, Coimbra encierra un patrimonio de gran belleza, entre el que sobresale su Universidad y las calles de Ferreira Borges y la Couraça de Lisboa, que marcan los límites del antiguo burgo amurallado del que quedan algunos rastros aislados como el Arco de Almedina, con callejuelas, escaleras, cuestas y calles empedradas. 

Apenas unos cuantos minutos paseando por el centro de Oporto y os dará la sensación de que habéis entrado en un túnel del tiempo. El centro histórico de Oporto ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

  ¿Os apetece descubrir uno de los archipiélagos más bellos y espectaculares del mundo en vuestra luna de miel? Las Azores esconden paisajes únicos, playas de ensueño y pueblecitos llenos de encanto. ¡Un auténtico paraíso que os hechizará por completo!